Ciudades sostenibles y resilientes: La articulación público-privada.

La ciudad es un ámbito clave para el logro de las metas climáticas y de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. A nivel global, son responsables del 70% de las emisiones de dióxido de carbono (CO2) y consumen ese mismo porcentaje de energía. Además, muchos de los riesgos del cambio climático se concentran en las zonas urbanas. El 70% de las ciudades ya enfrentan sus impactos y ninguna está exenta de riesgos. El estrés térmico, las precipitaciones extremas, las inundaciones, la escasez de agua, plantean serios riesgos para las personas, los activos y las economías de ciudades.

 

Los riesgos se amplifican para las personas que carecen de infraestructura y servicios esenciales o viven en condiciones precarias y en zonas expuestas. Como sucede con 1 de cada 3 residentes urbanos de países en desarrollo. Países cuyas ciudades albergarán el 98% del crecimiento poblacional hacia 2050. Casi toda la infraestructura urbana para ese crecimiento aún no se ha construido, presentando una oportunidad para planificarla de una manera eficiente y sustentable, que contribuya a la resiliencia de las ciudades.

 

La resiliencia urbana es la capacidad de las personas, comunidades, instituciones, empresas y sistemas que se encuentran dentro de una ciudad para resistir, adaptarse y crecer ante tensiones crónicas y shocks que experimenten (económicos, ambientales, sociales e institucionales). Las ciudades resilientes promueven el desarrollo sostenible, el bienestar y el crecimiento inclusivo, y de esta manera están mejor preparadas para cumplir sus funciones en cualquier escenario. Los gobiernos locales deben prepararse para reducir riesgos, volverse resilientes y planificar su desarrollo para el futuro.

En este marco, el pasado 4 de junio, las empresas del Grupo Clima y Energía del CEADS fueron convocadas por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y la Fundación Avina a participar del Taller Buenos Aires Ciudad Resiliente, en el marco de la Iniciativa Regional de Ciudades Resilientes – liderada por FOMIN, Fundación Avina y 100 Resilient Cities (100RC) de Rockefeller Foundation.

 

Desde 2016, la Ciudad de Buenos Aires forma parte del grupo de ciudades seleccionado por la Red 100RC para llevar adelante una estrategia de resiliencia urbana que haga frente a los desafíos planteados por el cambio climático, la urbanización y la globalización. El Comité de Resiliencia del GCBA está conformado por la Vicejefatura de Gobierno, la Jefatura de Gabinete de Ministros, y los diferentes Ministerios, y es responsable del diseño y adecuación de proyectos y programas que respondan a los desafíos de la Nueva Agenda Urbana y la Agenda 2030.

 

Con el fin de fomentar la articulación público-privada para la resiliencia urbana, la actividad tuvo como objetivo sumar la perspectiva y los aportes de las empresas del CEADS en el diseño del plan de resiliencia urbana de la Ciudad de Buenos Aires.  David Groisman, Director General de Gestión Estratégica y Director de Resiliencia del GCBA, junto a su equipo del Programa Buenos Aires Resiliente, compartieron los principales ejes del plan para construir una Buenos Aires resiliente, con foco en 4 ejes principales:

Además de conocer más detalles de esta iniciativa, el encuentro apuntó a generar un espacio de intercambio entre los socios de 100RC, el GCBA y las empresas del CEADS, y explorar posibles acciones de cooperación y articulación en los diferentes ejes de la Estrategia de resiliencia.

Deja una respuesta