El rol del sector privado en la Reducción del Riesgo de Desastres (#RRD)

Por Mercedes Dalla Via y Mariana Pais, funcionarias de Cascos Blancos

El año 2015 estuvo signado por la aprobación de tres acuerdos internacionales cruciales vinculados a la “Nueva Agenda de Desarrollo”, los cuales plantean grandes desafíos para la comunidad internacional. Estos acuerdos son el Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres 2015-2030, la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible y el Acuerdo de París sobre el cambio climático. Uno de los mayores retos que actualmente tienen los países consiste en cómo articular estas agendas y cómo lograr el cumplimiento de sus respectivas metas, caracterizadas por ser multidimensionales y plurisectoriales.

Resulta oportuno destacar que dichos acuerdos reconocen a los desastres como una amenaza para la consecución del desarrollo. La complejidad de la temática, así como la vinculación entre los desastres, el cambio climático y las acciones para el desarrollo sostenible instan a los gobiernos -quienes tienen la función de liderazgo, regulación y coordinación del proceso de desarrollo- a promover la participación del sector privado y las comunidades como agentes de cambio.

En este sentido, la Oficina de Naciones Unidas para la Reducción de Riesgo de Desastres (UNISDR) promueve, entre otras acciones, la celebración de plataformas globales y regionales multisectoriales con el fin de “forjar alianzas, evaluar periódicamente los avances realizados en la aplicación e intercambiar prácticas y conocimientos sobre programas, políticas e inversiones adaptados al riesgo de desastres, en particular en materia de desarrollo y clima, como corresponda, así como de promover la integración de la gestión del riesgo de desastres en otros sectores pertinentes” .

Este año, del 20 al 22 de junio, se celebró la Sexta Plataforma Regional para la Reducción del Riesgo de Desastres en las Américas, organizada por el gobierno de Colombia y UNISDR en la ciudad de Cartagena de Indias. El encuentro reunió durante tres días a más de 1.300 participantes de América Latina y Caribe, representantes de gobiernos nacionales y locales, organizaciones intergubernamentales, organizaciones no gubernamentales, autoridades municipales y parlamentarias, comunidades locales, pueblos indígenas, líderes empresariales, representantes de la sociedad civil, académicos y referentes de la ciencia y tecnología.

Entre otros aspectos, se resaltó la necesidad de fortalecer alianzas entre el sector público y privado como una acción estratégica para lograr una integración efectiva de los criterios y principios de reducción del riesgo y  continuidad de negocios en la toma de decisiones sobre la inversión del desarrollo a nivel nacional y local. Se analizaron aspectos que contribuyen a reducir sustancialmente el riesgo de desastres y que generan procesos complementarios de transformación territorial para mejorar la calidad de vida de la población construyendo resiliencia comunitaria.

Entre los aspectos a destacar sobre la participación del sector privado durante la VI Plataforma Regional, Molinos Modernos recibió el premio por la mejor práctica empresarial para la reducción del riesgo de desastres y resiliencia. El primer lugar lo obtuvo por su programa “Estrategias para la gestión de riesgos de fenómenos naturales” y fue seleccionado entre más de 65 proyectos presentados de todas partes de América Latina y Caribe.

Asimismo, el Grupo Sancor Seguros, empresa miembro del CEADS, fue invitado a participar como panelista de la Sesión Paralela 13: “Fortaleciendo Mecanismos de Cooperación Internacional para la reducción del riesgo y la respuesta a emergencias”, coordinada por la Comisión Cascos Blancos del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto de la República Argentina y Centro de Coordinación para la Prevención de los Desastres Naturales en América Central (CEPREDENAC). La empresa fue representada por el Ingeniero Rubén Leonardini, quien expuso sobre el rol del sector privado en los mecanismos de seguro y transferencia de riesgos, su experiencia con la cobertura a través de pólizas como instancia preventiva que puede ayudar a reducir las pérdidas por desastres, en especial de pequeños productores que son siempre los más afectados.

Es un hecho que el rol del sector privado será cada vez más activo y relevante en la agenda de reducción del riesgo y desarrollo tal como queda demostrado en su creciente  participación a nivel global. La comunidad internacional insta a los gobiernos a que colaboren más estrechamente y fortalezcan oportunidades de colaboración con el sector privado, las organizaciones de la sociedad civil, así como con la comunidad académica y las instituciones científicas y de investigación, para la consecución de los objetivos de desarrollo sostenible y para el cumplimiento del Marco de Sendai. Si bien a cada actor le corresponde un rol diferente, la complementariedad de las agendas y visiones será un factor fundamental para contribuir al logro de los objetivos para la “Nueva Agenda de Desarrollo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *