Preguntas claves para atravesar situaciones de crisis e incertidumbre

12/05/20

#LosExpertosDicen

Por Milagros Abud, Coordinadora General de Diagonal Asociación Civil

En esta situación de pandemia encontramos el uso lógico y frecuente de palabras como “crisis” e “incertidumbre” para referirnos a la misma. Hablamos del Covid-19 en términos de “crisis”, ya que crisis alude a “un momento en que se produce un cambio muy marcado en algo o en una situación”. De la
misma manera se llama “incertidumbre” a “la falta de seguridad, de confianza o de certeza sobre algo, especialmente cuando crea inquietud”. ¿Por qué nos resulta interesante detenernos en estas definiciones? Entendemos, de la mano de Maturana , que ”las palabras crean realidad” y este autor nos alerta
sobre la resonancia emocional que las mismas provocan. De esta manera identificar y entender el significado que le otorgamos a este momento puede ser la pista que nos ayude a transitarlo con más herramientas a nivel emocional y transformar la experiencia que estamos teniendo de esta pandemia.

De lo externo a lo interno

La “falta de certezas” genera inseguridad y de la mano de la inseguridad, se desatan emociones como el miedo, la angustia y la ansiedad. Los cambios (la manera en que los mismos se suscitan y los aspectos que afectan de nuestra vida) suelen generar, además de las emociones ya citadas, otras como la bronca, el rechazo, la negación. Cómo pienso, siento y actúo ante una situación son aspectos que se retroalimentan y que nos colocan en posiciones muy favorables o muy desfavorables frente a los distintos escenarios que transitamos en la vida. Esto lo podemos ver coloquialmente con el siguiente ejemplo: “No tengo certezas de lo que va a pasar con mi trabajo (lo que pienso), me desespero (lo que siento), doy “manotazos de ahogado” o me paralizo (actúo)”. Esto, que experimentamos todos los seres humanos, toma un matiz único en cada persona que lo encarna. Es decir, no todos sentimos, pensamos y actuamos de la
misma manera frente a un mismo hecho.

Como si se tratara de un iceberg, a veces no sabemos cómo este momento de “cambio”, esta “falta de certezas”, está impactando en nuestro interior (y en el de los demás). Si lo que se está movilizando es un pensamiento, una emoción, una conducta que tenemos sobre una situación específica o si lo que se está poniendo en juego es algo que está afectando nuestra identidad de una manera más profunda (lo que pensamos, sentimos y hacemos en relación a quiénes somos).

¿Qué pienso de mí mismo ante esta situación? ¿Qué me digo? ¿Cómo eso que me digo afecta mi manera de sentir y de actuar ante este contexto? ¿Qué de todo esto que me digo a mí mismo lo traslado a mi vínculo con los demás? Por ejemplo: Si suelo ser muy exigente conmigo mismo, desoyendo mis necesidades y orientándome siempre a la acción, es probable que en estos tiempos de cuarentena me esté exigiendo a mí y a los demás a responder a las demandas (laborales, familiares, sociales, etc.) como lo hacíamos cotidianamente antes del Covid-19, sin atender al hecho que estamos transitando una situación de emergencia sanitaria, la cual requiere de un tiempo para adaptarse emocionalmente al impacto que esto implica. Las consecuencias de desoír las necesidades (propias o ajenas) que requiere esta adaptación pueden afectar (o afectarme) de forma contraproducente, generando todo lo opuesto a eso que estoy exigiendo (o exigiéndome).

De lo interno a lo externo

Volvemos entonces a las definiciones y la invitación ahora es a “auto-observarnos” en relación a las mismas. Las preguntas siempre son nuestras aliadas en esta exploración personal. En esta “crisis”:
a. ¿Qué cosas han cambiado que me gustaría que no vuelvan a ser como antes una vez que pase la cuarentena?
b. ¿Qué ha cambiado en mí y me gusta?
c. ¿Qué no he cambiado de mí y estoy orgulloso/a de sostener?
d. ¿Qué necesitaría cambiar para que surjan nuevas posibilidades? (a nivel de aprendizaje, a nivel laboral, a nivel personal, a nivel social, a nivel cultural)

Ante la “incertidumbre”: 
a. ¿Cuáles son los aspectos que reconozco en mí de los cuales me siento seguro/a?
b. ¿Cuántos momentos de incertidumbre a lo largo de mi historia he transitado y superado? ¿Qué aprendí? ¿Qué descubrí?
c. No tengo idea de lo que pasará, pero ¿qué cosas sí quiero que pasen?, ¿qué de eso depende de mí y qué no?

Poner el foco en nuestras capacidades nos da la posibilidad de sentir que tenemos recursos para atravesar las situaciones de incertidumbre y crisis, y que
consecuentemente baje el nivel de ansiedad y angustia ante las mismas. De la misma manera, entender y aceptar con amorosidad nuestras limitaciones y
dificultades nos permite pedir ayuda.

Escuchar las emociones favorece su comprensión como señales que nos indican que algo estamos necesitando y es tiempo de prestarle la atención debida.
Si podemos hacer este ejercicio con nosotros mismos también podremos acompañar asertivamente a los demás (nuestras familias, nuestros amigos, nuestros equipos de trabajo).

Nuestra extensa experiencia en temáticas de empleabilidad en Diagonal Asociación Civil, acompañando desde hace casi 20 años a personas a través de nuestro Programa de Outplacement y Redefinición Laboral, así como en los talleres que brindamos en las empresas para líderes y colaboradores, ayudándolos a transitar los distintos desafíos que les plantea la vida laboral, nos confirma el valor transformador de esta mirada introspectiva sobre las definiciones que hacemos de nosotros mismos, de los demás y de las situaciones que nos tocan atravesar.

Somos testigos de las más impactantes transformaciones a nivel personal que redundan en una transformación a nivel laboral. Ya lo decía Víctor Frankl : “Las circunstancias externas pueden despojarnos de todo, menos de una cosa: la libertad de elegir cómo responder a esas circunstancias” . Es desde este lugar, en este momento tan complejo, que hacemos la invitación a buscar el espacio para entender y redefinir nuestra mirada sobre nosotros mismos,
los demás y lo que queremos construir. La única certeza que tenemos en esta pandemia es sobre aquello que queremos que pase una vez que ésta termine y en cómo podemos contribuir desde nuestra realidad actual para gestionarlo. ¿Qué estás necesitando para hacerlo?

Diagonal es una Asociación Civil que trabaja por la reinserción laboral de las personas mayores de cuarenta y cinco años. http://diagonal.org.ar/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.